La industria de procesamiento es, probablemente, la más expuesta a los efectos de los daños causados por la fricción y el desgaste. A altas temperaturas, la suciedad, la humedad y otros contaminantes son un problema común. Se trata de un entorno de ritmo rápido que requiere un alto nivel de precisión, donde todo tiempo de inactividad puede afectar seriamente la productividad y la rentabilidad.

Las industrias de procesamiento convencionales son:

  • Pasteras y papel
  • Industria del acero
  • Petróleo y gas